GALERÍA DE IMÁGENES

 

No fue tarea sencilla encontrar el lugar para ubicar mi restaurante, pero al final, lo vimos: era ideal, tal y como lo imaginaba desde mis inicios.

Es una casa situada en un tranquilo residencial. Cuenta con zonas verdes que le aportan gran calidez y con amplios espacios. Dividí el interior del restaurante en tres salones: “El Salón”, “Le Capriche” y “Con Duende”. De esta forma, cada persona puede elegir el que más se adapta a sus necesidades y a su estilo personal. Quería que mis clientes se sintieran a gusto, cómodos… como en casa.

En “El Salón” reina el diseño francés y está salpicado con elementos de ambiente familiar y acogedor. “Le Capriche”, es un pequeño salón de estilo inglés ideal para celebrar reuniones de negocios y comidas familiares. Y, finalmente “Con Duende” es un comedor íntimo de carácter ejecutivo.

En el exterior, envuelta por la vegetación típica de la zona de levante, encontramos la terraza-cenador. Tiene capacidad para 70 personas y es ideal para celebrar bodas, comuniones y bautizos o para cenar relajadamente en las noches de verano.